domingo, 28 de octubre de 2012

Macarrones!! (Introducción a la comida sólida en bebés)

A Nil le faltan dos días para hacer 11 meses (ufff, con los segundos pasa el tiempo demasiado rápido...). La teoría dice que al año los niños tienen que empezar a comer entero (y realmente antes del año ya los ves que se quedan embobados con la boca abierta mirando como comes tú esperando a ver si alguno de los viajes del cubierto acaba en su boca o incluso reclamandolo a gritos en el caso del Nil). Yo siempre he tenido mucho miedo a que un niño se me atragante (sean mis hijos o sean mis alumnos) porque no tengo ni idea de que hacer si pasa!! Siempre he pensado que en magisterio los primeros auxilios deberían ser una asignatura obligatoria y ni tan solo te los mencionan y eso que estamos 5 horas diarias con niños de 0 a 6 años!!!! 
La cuestión es que por ese motivo yo no les he dado nunca a mis hijos galletas ni pan de bebés (para eso está la guardería que ojos que no ven corazón que no siente!) pero no por eso yo dejo todo el trabajo de la introducción de la comida sólida a sus maestras. Cuando mis hijos ya han tenido sus dientecillos grandecillos les he dado galletas a trocitos muy pequeños dandoselos yo directamente a la boca. También trocitos de jamón dulce. Axel empezó a comer pan de molde con jamón dulce a los 8 o 9 meses porque le salieron los dientes a los 6 y algo y nunca fue un niño muy de biberón, el quería teca!! A Nil empezaron a salirle los dientes a los 9 meses (pero le salieron 4 de golpe) y estamos con los trocitos de jamón dulce y galleta. Pero en la guardería resulta que es el metebullas del cole y se dedica a robarle el desayuno a sus compañeros y se come las galletas que da gusto. Asi que ayer decidí empezar con los macarrones.
La receta para empezar a comer macarrones un bebé es bien sencilla. Cocer macarrones pasados para que estén superblandos. Rallar un tomate y un poquito de cebolla y sofreirlo en una sartén y añadir los macarrones. Ponerle el platito delante al niño y dejarle probar. Podéis ir dándole su verdura triturada de mientras o después de un rato de marraneo. No os vayáis a creer que de primeras van a comer macarrones y ya está. Son como un picoteo para ir practicando la masticación, no hay que sustituir la verdura triturada. Conforme le vaya cogiendo el gustillo y vaya comiendo más cantidad se dejará parte de la verdura. 

En nuestra primera prueba con Nil a la que entró el trocito de macarrón en la boca la lengua lo devolvió a fuera. Nil con la comida en la mesa lo único que quiere es marranear con las manos. Pero como tenía allí el plato de macarrones mientras marraneaba yo le iba dando trocitos de macarrón que volvían a salir fuera de la boca. Pero al final era él mismo el que se metía trocitos de macarrón en la boca (para luego escupirlos otra vez) y al final masticó algún trocillo. 


Por si alguien está pensando yo no veo a mi hij@ comiéndose unos macarrones con 10 meses deciros que cada niñ@ tiene su ritmo de desarrollo. Yo noto la diferencia entre mis dos hijos. Sí es verdad que Axel nació a la semana 42 de gestación y Nil a la 38, lo que hace que realmente es como si hubiesen nacido con un mes de diferencia por lo que si Axel caminó a los 11 meses es como si fuesen los 12 meses del Nil por haber nacido "un mes mas tarde" (no se si me explico, e igualmente a lo mejor no tiene nada que ver, pero es que Axel era muy maduro en todo para lo pequeño que era).
Para muestra un botón:
Los primeros macarrones de Axel con 9 meses. Axel chupaba la salsa de tomate y los dejaba blancos en el plato.

Axel comiendo solo con 10 meses

Para conseguir estas cosas hay que dejarles marranear mucho y no volverse histéric@s con si se ensucia (eso luego tiene arreglo). Nosotros ayer acabó el cristal de la ventana lleno de tomate y hasta el perro tenía macarrones en el lomo!
Para ir introduciendo la comida entera ir dándoles cosas que puedan masticar facilmente mientras se come su verdura o si esta sentado con vosotros mientras coméis y que vaya picoteando como por ejemplo las croquetas, espaguetis, arroz,...

En fin, ya os contaré si con el tiempo Nil acaba aceptando los macarrones o no. Con la verdura y la fruta triturada al principio nos pasó igual, cada vez que acababa de comer había que bañarlo, supongo que hasta que se acostumbra a texturas y sabores nuevos tiene que hacer el marrano. Yo seguiré insistiendo y limpiando tronas!

domingo, 14 de octubre de 2012

Bolsas sensoriales

Hoy hemos experimentado por primera vez con unas bolsas sensoriales que veo muchos veces por internet en las páginas que sigo de gente que hace "homeschoolling" (educar en casa). De momento hemos hecho dos bolsas (para que no haya celos y peleas entre hermanos y tengan por lo menos una cada uno) pero buscaremos más materiales para hacer más. Aquí podéis ver algunos modelos de una de las páginas que sigo "Growing a Jeweled Rose". (Tengo que hacerme con las letras de plástico transparente que salen en una, me encantan y se puede usar para muchas cosas! ¿Por qué en España no se venden estos tipos de materiales? Por un lado me hacen un favor porque una tienda así sería mi ruina!)

Para hacerlas necesitamos bolsas de plástico con autocierre (zip). Con quitaesmalte de uñas y un algodón borramos los dibujos blancos que tienen para escribir encima de manera que las bolsas queden totalmente transparentes. En una he puesto un poco de espuma de afeitar, unas gotas de colorante amarillo, más espuma de afeitar, unas gotas de colorante azul y el resto del bote de espuma de afeitar. Sacamos el aire y cerramos la bolsa con el zip y para asegurarla la sellamos por arribar con cinta de embalar cajas. En la otra he puesto gomina transparente y gomina que tenía de niños del mercadona que es de color azul verdoso. Para jugar dentro he puesto unas conchas que tenía guardadas (cerramos igual que la otra).

La de espuma de afeitar al ir jugando ha ido tiñendo la espuma y se han mezclado los colores apareciendo el verde. Una vez ya mezclado el color la bolsa solo sirve para explorar tacto y para niños más grandes practicar grafismos, escritura de números, letras,...
La otra siempre es un juego visual que permite el desarrollo oculo-manual y la motricidida fina moviendo las conchas por dentro de la bolsa empujándolas con el dedo. Si ponemos debajo un papel con un dibujo para que la concha siga el camino podemos trabajar muchos grafismos. También podemos trabajar matemáticas dividiendo la bolsa en diferentes partes (según la edad y la práctica que tenga el niño/a) y contar en que parte han quedado más o menos, poner debajo un papel con círculos y que muevan las conchas de manera que en cada circulo haya la misma cantidad,...
La de las conchas al final ha tenido una fuga por un lateral.

Hoy tocaba paseo en bici por la tarde así que la actividad ha sido corta y Nil está en pleno desarrollo motor en que no quiere ya juegos manipulativos sino que solo quiere gatear para ir a sitios donde ponerse de pie y poder andar. Cuando hagamos más ya veremos si la actividad funciona con ellos o es un fiasco.

Si os animáis espero ver las fotos de vuestras bolsas que seguro que me dais más ideas. Las podéis publicar en el facebook de Els Nostres Moments o me las podéis mandar por correo y las añado a esta entrada (elsnostresmoments@gmail.com).

sábado, 6 de octubre de 2012

Collage en la bañera

Ahora me ha dado por los collage con Axel. Es la manera más fácil de crear arte y esta ha sido superdivertida.
Corté trozos de foam en formas bastante grandecitas (teniendo en cuenta que a veces van los dos peques juntos a la bañera y Nil se lo mete todo en la boca) y aun así Nil los mordía y me daba miedo que con los 5 dientecillos que tiene rompiese alguno y se lo tragase. (Nota mental, mientras Nil se lo meta todo en la boca reservas estos juegos para los baños solitarios de Axel).

El foam en contacto con el agua se engancha en cualquier superficie (incluso en la piel).


Esta actividad puede ir evolucionando con su crecimiento añadiendo formas para crear caras divertidas, animales, letras,... Incluso había pensado en montar una imagen y partirla en trozos para formar puzzles (pero primero tengo que explorar con la tinta en el foam y el agua o sino hacer composiciones con el foam en relieve y cortar luego en trozos una vez pegado con pegamento).



Parada en la Fira de Indians de Torredembarra

Después de dos meses de preparativos llegó el fin de semana de montar la parada en la Fira de Indians de Torredembarra. 
Como siempre ocurre con la ley de Murphy, la semana que más faena tenía en hornear y decorar galletas fue la semana que más imprevistos pude tener: una tarde de logopeda con Axel, una tarde reunión de padres de P3 y otra tarde llevar el coche al taller porque se ha estropeado la batería. Así que en dos noches tuve que hacer tantas galletas como pude (unas 150) acostándonos mi marido y yo a las 3 de la mañana y a las 8 ya estábamos montando la parada. Pero con tan mala pata que a las 10 empezó a caer un diluvio!! Tengo una foto de mientras montaba la parada con las decoraciones que había preparado y que se mojaron y fueron para tirar y al día siguiente no pude poner. Así que a las 10:30 decidimos irnos a casa y acabar de decorar galletas y intentar salvar algo de las decoraciones para el domingo que el pronostico del tiempo era soleado.
De la jardinera de flores no se pudo salvar nada así que no tengo ninguna foto decente (con lo bonita que había quedado...)

Y en efecto, el domingo fue soleado y pudimos montar nuestra parada. La gente se quedaba sorprendida al ver las galletas pensándose que era plastilina o fimo (pero comprar ná de ná!).
En fin una experiencia más para nuestros momentos.
Aquí os dejo con fotos de algunas de las galletas que hice (básicamente hice letras y números decorados y luego unas cuantas con formas).
 

 Y aquí nos tenéis en nuestra paradeta (yo iba haciendo más galletas en la parada para no aburrirme).