domingo, 17 de marzo de 2013

Jugando al UNO

Hoy ha sido uno de esos días de lluvia que no podemos salir de casa y los niños no saben a qué jugar así que se me ha ocurrido enseñarle a Axel un juego nuevo para distraerle un rato a la vez que aprende cosas. He buscado nuestras cartas del UNO y he seleccionado unas cuantas para su nivel. He cogido solo las cartas del 0 al 5 y las de comodín de color. Se las he enseñado primero para que viese que había números y que los reconociese y los colores y le he explicado que la del comodín es para elegir el color que quisiese. Hemos mezclado todas las cartas y he repartido 5 para él y 5 para mi. Ponemos el resto de cartas boca abajo en la mesa (bueno, nosotros somos más de suelo!) y giramos la primera y la ponemos en la mesa. Siempre empezaba él y tenía que buscar en sus 5 cartas una con el mismo número o con el mismo color. Si no tenía ninguna robaba una del montón y si podía la ponía y si no pasaba el turno. Las primeras dos manos le costaba un poco darse cuenta que tenía cartas pero las últimas con el afán de ganar ya le ha ido pillando el truquillo. Nunca se me había ocurrido que este juego lo podía adaptar y jugar en mis clases de P3!
Más juegos que se me ocurren ahora mismo para jugar a la vez que aprenden matemáticas son:
Clasificar todas las cartas por colores.
Clasificar todas las cartas por números.
Seleccionar (los adultos antes de jugar) parejas de cartas iguales para jugar al memory.
Buscar los números del 0 al 9 y ordenarlos.
Poner las cartas de los números del 0 al 9 sobre la mesa y poner debajo de cada una la cantidad exacta con objetos (por ejemplo botones, garbanzos, piezas de construcciones,...)
ETC, ETC, ETC!
Para que veáis como un simple juego de cartas nos puede dar múltiples versiones de juegos diferentes para todas las edades!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada