domingo, 28 de abril de 2013

Caminos sensoriales para los pies

Hoy os explico una actividad para hacer uno de estos días de lluvias en que los niños ya no saben a qué jugar. 
Normalmente todo el mundo suele hacer actividades que estimulan la vista, el oído y el tacto pero nos olvidamos que el tacto no solo se percibe  con las manos y es muy distinto percibirlo con otras partes del cuerpo. Por eso en esta ocasión les preparé un camino en el pasillo para caminar por encima descalzos. Aproveché un rollo que tenía en casa de plástico de embalar de esos que llevan las burbujas que a más de uno seguro que le encantan y relajan petarlas. Lo estiré y enganché con celo en el suelo y a caminar y saltar por encima escuchando como de vez en cuando sonaban burbujas petar. Yo tenía plástico de burbujas pequeñas pero por internet he visto que existe uno con burbujas más grandes, lo que no sé es si en España lo venden.
Nuestro perro que a la mínima que ve algo en el suelo se tiene que tumbar...


Este tipo de actividad fue una de las que presenté en mis oposiciones a maestra. Consistía en lo mismo pero en lugar de ser un único material era un camino a seguir compuesto por cuadrados de diferentes texturas. Este tipo de actividades con niños más grandes nos permite desarrollar su vocabulario y la clasificación diferenciando materiales suaves, ásperos, fríos, rugosos, ... Para los bebés, aunque no os lo creáis, son muy importantes ya que la exploración de diferentes texturas con las manos, pies, boca,... ayudan a la aceptación en el futuro de las diferentes texturas de la alimentación al hacer el paso del biberón al triturado y, posteriormente, al sólido.

sábado, 20 de abril de 2013

Curso de Modelado Fondant

Hoy he ido a un curso de modelado de fondant que organizaba Entre Dulces Anda el Juego y lo  impartía Marieta's Cakes.

Teníamos que hacer esta niña con su osito:


Hemos empezado por los zapatos y los calcetines que no me han gustado nada como me han quedado pero no he querido atascarme en los calcetines así que los he dejado por imposibles!

Cuando hemos pasado a las piernas y cuerpo ya me he ido sintiendo más cómoda y conforme iba avanzando la clase ya hemos ido haciendo todas las variaciones que hemos querido. Me ha encantado la chica que estaba a mi lado que le ha hecho un sombrerito la mar de mono. Viva la originalidad por encima de todo!

Esta ha sido mi muñequita. Estoy muy contenta con el resultado.



Y casualidad que sin haberlo comentado estaba también  mi cuñailla que ha hecho esta monada de muñeca.


Cuñada a ver si te animas a hacer tartas algún día que seguro que se te dan de maravilla!!! Cuando quieras nos ponemos las dos mano a mano.

lunes, 1 de abril de 2013

Pintando a oscuras!!

Nosotros no celebramos la mona así que como ultimo día de vacaciones hemos acabado el día antes de la ducha y preparación para volver mañana a la rutina del colegio una sesión de pintura a oscuras con un elemento nuevo y sorprendente: una lampara de luz negra con pinturas fluorescentes que encontré hace ya tiempo y que aún no habíamos usado. 

Les he puesto un papel de embalar en la pared, un hule en el suelo, las pinturas y pinceles y cuando estábamos preparados les he dicho un momento que vamos a hacer magia y hemos apagados las luces.



Ohhhh! Las pinturas se ven y brillan. Axel  como siempre ha disfrutado un montón pintando y dibujando soles, casas,... Nil, en cambio, disfruta más pintándose a si mismo y ha acabado jugando con los tapones de los botes de pintura que también brillaban.


Y esta ha sido su obra de arte:
También hemos pintado en papel de embalar blanco que brillaba mucho pero que las pinturas no se notaban tanto.
 Al recoger se me ha ocurrido que otro día podemos poner otra vez un papel de embalar negro y utilizar pintura blanca que se tiene que ver fluorescente también y al encender la luz los dibujos se verán ya que en esta ocasión con la luz encendida practicamente no se ven en el papel azul.
En el futuro vendrán más actividades con luz negra, hay que sacarle partido!! Por cierto las podéis comprar por Amazon.



Tarta Pocoyo

Ayer entregué un encargo de una tarta de Pocoyo para el hijo de una compañera de trabajo. 
Ella me pidió ya de primeras que quería chocolate blanco así que un piso fue de súper bizcocho de chocolate blanco al aroma de azahar (la misma receta que la de la tarta cubo de playa) que a mi me vuelve loca! Después de mucho rato de debatir llegamos a la elección del otro bizcocho que sería de chocolate y de relleno eligió sabor de fresa para los dos pisos así que hice una buttercream de batido de nesquick de fresa. 

Para el bizcocho de chocolate utilicé la receta del madeira sponge cake de Kanela y Limón (receta de una tarta en forma de Pocoyo también) que era para 20 personas pero le añadí 40 gramos de chocolate en polvo junto con la harina.
Para hacer el buttercream de batido de fresa batimos 250gr de mantequilla a temperatura ambiente. Hay que añadir 400gr de azúcar glas tamizado pero a mitad de la cantidad del azúcar añadimos 60ml de batido de fresa (yo como lo hice con nesquick hice 60ml de leche con 8 cucharadas de nesquick de fresa) y luego se echa el resto del azúcar glas. El nesquick le da un ligero color rosado, si queréis un color rosa más subido podéis ponerle colorante al final.
Para modelar el pato y Pocoyo encontré este tutorial en san Google. Los otros los hice improvisando. Para ser mis primeros muñecos modelados no está mal, aunque yo soy muy critica y se que debo aprender muchisimo por eso me he apuntado a un curso de modelado de una muñeca en Hospitalet de Llobregat a finales de este mes.

Una docena! (Tartas aniversario de boda)

Hoy hace doce años que un amigo me presentó al padre de mis hijos. Han pasado sin casi darnos ni cuenta. Diecinueve añitos que teníamos y ahora ya somos unos treintañeros padres de dos niños. Pero a la vez hoy también hace 6 años que nos casamos. Cuando decidimos casarnos me hizo ilusión poder casarnos el mismo día que nos conocimos ya que ese año además caía en sábado igual que cuando nos conocimos por lo que todo el mundo se quedó parado cuando les dijimos que nos casábamos en 4 meses (mucha gente me preguntaba si es que estaba embarazada!).

Para celebrarlo he hecho una tarta que fuese bonita pero sin fondant y gracias a mi amado pinterest encontré una idea: bizcocho recubierto de ganaché de chocolate con un enrejado de chocolate blanco. Y le puse una fresa bañada en chocolate por cada año de casados. La idea principal era poner 12 fresas bañadas en chocolate por los años que llevábamos juntos diferenciando 6 de chocolate negro y 6 de blanco diferenciando así los 6 años de novios y los 6 de casados. Pero el pastel era muy pequeño (porque para nosotros dos solos ya era demasiado grande) y solo me cabían 6 así que se quedaron los de aniversario de boda.
Y aquí la tenéis:



En este enlace (está en inglés) podéis ver como se hace el enrejado de chocolate. Es muy sencillo solo tenéis que derretir el chocolate un poco en el microondas y sacarlo antes de que se derrita del todo para que no se sobrecaliente y acabar de derretirlo con su mismo calor dándole vueltas con una cuchara y ponerlo en una manga pastelera. En un papel de horno se dibuja el enrejado de manera que no queden partes separadas (calculando primero la parte que te hace falta para recubrir la zona que quieres) y se deja enfriar. Está listo para usar antes de que endurezca del todo (o sea que este seco pero aun moldeable para poder amoldarlo al pastel redondo o a girar las esquinas del cuadrado). Yo no tengo mucha paciencia y lo metí en la nevera (porque además eran las 4 de la mañana cuando me puse a hacerlo, cosas de mi insomnio) no sabía el punto exacto al que se refería e iba probando y se me iba partiendo o doblando las partes altas. Al final calculo que estuvo unos 20-30 minutos en la nevera. Cuando está en el punto ideal se desengancha fácil del papel de horno sin perder la forma pero sin que esté seco y duro del todo.

Y además de la tarta le hice un detallito de esos que a veces son los que más cuentan (por lo menos en mi caso).
Nosotros nos conocimos por cosas del destino que nos hizo cruzarnos en nuestros caminos, todo gracias a un amigo que conocí por internet en un chat. Cosas de la vida moderna! Y quien me iba a decir a mi aquel día que tendría dos hijos con él... Así que le hice todo esto en un resumen:


Lo malo de este regalo es que me hacía falta su mano en pintura la primera de todas pero por lo menos no tenía ni idea de para qué era. Y luego tuve una idea muy bonita con los colores pero que en el resultado final no me quedó bien del todo. La idea era que de su mano negra y  la mia blanca se mezclaban y salían dos tonalidades de grises pero la del pequeño tendría que haber sido más gris claro (tirando a blanco manchado) para que destacase más sobre la de Axel. Quizas hecho con otros colores hubiese sido más claro. Pero bueno, la parte sentimental es la misma y le encantó.