domingo, 23 de agosto de 2015

La camiseta del verano

Aprovechando uno de estos días de Agosto que si ahora llueve, que si ahora paro, que si llueve otra vez, que no podemos ir a la piscina pero aún así hace calor,... hemos decorado unas camisetas para lo que queda de verano. Ordenando un día me encontré con una bolsa que ni recordaba con unas camisetas que había comprado con la idea de decorarlas, y casi se nos acaba el verano sin hacerlas (de hecho ya les van un poco justas, han estirado los dos este verano!)

La idea era hacer la inicial de cada uno pero les pregunté si querían su letra o un dibujo y los dos quisieron un dibujo, uno quería al Mickey y otro un cohete.
Así que dibujé las siluetas y las recorté de modo que me quedase la plantilla y las enganché con celo encima de la camiseta. Les puse primero dentro una cartón para que no traspasasen el dibujo a la trasera de la camiseta. Con rotuladores para textil tenían que llenar todo la superficie de grafismos diferentes, la consigna era hacer rallas sin que quedase blanco. 

Al cohete le añadimos un círculo de papel para que nos quedase una ventana blanca

Cuando ya decidieron que habían acabado yo perfile un poco los bordes que no estaban bien marcados para que al sacar la plantilla no se perdierse la forma. Y estos fueron los resultados:
Una vez quitada la plantilla le añadió estrellas mironianas y el planeta Saturno
Un consejo que yo no hice: planchar primero las camisetas!

jueves, 20 de agosto de 2015

Tarta para noche de estrellas

El otro día unos amigos nos invitaron a su "mas" (palabra catalana para definir lo que viene a ser una casa en un terreno, tipo masía o torre pero pequeña) a cenar y intentar ver si quedaban aún alguna Lágrima de San Lorenzo (la lluvia de estrellas de Agosto). Siempre que vamos hacemos entre todos una barbacoa con un pica pica y yo me encargo de algún postre.
Como no quiero saber nada de hornos y ahora tampoco es que apetezca mucho ponerse a comer bizcochos volví a hacer la tarta de queso de mojito del otro día. Pero en esta ocasión la quise hacer con el tema de las estrellas. Así que cambié algunos pasos de la receta.

Para la base de galletas usé un paquete de galletas oreo trituradas con 50 gr de mantequilla derretida y la ralladura de una lima. Lo metemos en el molde y a la nevera a esperar a hacer el relleno. Para un molde de 22-25cm de diámetro un paquete de 150gr de oreo es un poco justo. Si os gusta con una base gruesa poner por lo menos medio paquete más.

Para la tarta de mojito ponemos en un cazo 125ml de ron con 100gr de azúcar morena, la ralladura de dos limas y un par de hojas de menta o hierbabuena. Llevamos a ebullición y lo colamos para quitar la menta y dejamos enfriar para ponérselo a nuestra tarta de queso.
Para hacer la tarta de queso ponemos en un cazo 250ml de leche con el zumo de 3 limas y cuando esté caliente un sobre de gelatina de limón hasta que esté diluida. Añadimos 300gr de queso de untar (tipo philadelphia) y lo batimos para que se integre bien. Ahora le añadimos el ron que habíamos colado y enfriado antes. Vertemos la mezcla en nuestro molde y lo llevamos a la nevera para que cuaje y poder hacer la decoración encima.
A partir de aquí es donde empecé a inventar. La noche de antes hice un sobre de gelatina de limón siguiendo los pasos de la caja (diluir el sobre en un vaso de agua en un cazo al fuego) y lo puse en un tupper rectangular grande para que me quedase una capa fina de gelatina. Mientras esperaba a que cuajase la tarta de queso saqué esa gelatina de limón y con cortador de estrellas de fondant hice estrellas de gelatina de limón y las fui poniendo en un plato para guardarlo en la nevera hasta el momento de montar la tarta.

Cuando la tarta ya empieza a cuajar preparo la capa de gelatina que va encima de la tarta. En lugar de hacerla verde como en la receta original yo quería que la tarta fuese un cielo estrellado así que necesitaba que fuese lo más negro posible. Para ello usé un sobre de gelatina neutra que diluí en un vaso de agua al fuego con  dos cucharadas de azúcar, aroma de limón y unas hojas de menta para seguir con el sabor de mojito y puse una punta de cucharilla de café de colorante en gel negro. Al sacarlo del fuego le quitamos la hoja de menta y añadí un vaso más de agua. Lo dejamos enfriar a temperatura ambiente para que no nos derrita la tarta de queso.
Sacamos la tarta de queso cuajada de la nevera y ponemos unas cuantas estrellas de gelatina de limón por encima. Yo hice la constelación de la osa mayor y fui poniendo más estrellas por alrededor. Pero con el siguiente paso se me desmontó un poco. Ahora con mucho cuidado, mejor si hacéis una cascada con una cuchara (yo al empezar a echarlo de golpe me empezó a agujerear un poco la tarta de queso) vertemos la gelatina negra sobre la tarta de queso con cuidado porque se nos mueven también las estrellas. Dejamos en la nevera 3 horas más para que acabe de cuajar. Pasado este tiempo pasamos un cuchillo por el borde para despegar la tarta del molde y listos!


Nuestra tarta de queso de mojito con cielo estrellado.
Se ven las marcas de las burbujas de la tarta de queso al echarlo muy rápido pero parecen manchas del espacio y no quedó tan mal.
Tarta muy refrescante para las noches estrelladas del verano! Y suerte porque estaba nublado y fueron las únicas estrellas que pudimos ver esa noche.
Y para acompañar, para que los niños tuviesen su detalle, les hice estas galletas de oreo con chocolate blanco pintado con pinzel y azúcar teñido de colores.
Galletas planetas

sábado, 15 de agosto de 2015

El tuneo del Quien es quien

El año pasado empecé a hacer muchas cosas y se me quedaron todas a medias. Este año voy acabando algunas. Una de ellas es el tuneo del juego  Quien es quien de cuando yo era pequeña que estaba guardado en el trastero.
Mis hijos tienen 3 y 6 años así que son un poco pequeños para jugar al juego tradicional en el que tienes que descubrir que persona tiene tu contrincante a partir de preguntas de respuesta Si o No sobre su aspecto físico (sexo, complementos, color de pelo o ojos,...)
Así que para que puedan jugar ellos lo modifiqué sustituyendo las tarjetas de caras con tarjetas de formas geométricas.
El juego tiene 24 ventanitas así que necesitaba 24 formas diferentes. En el carrefour encontré un paquete de gomets variados de colores y formas perfecto para completarlo. Yo en casa además tenía algunos gomets de estrellas para completar el juego. Estas son las tarjetas que hice:
Me hubiese hecho falta algun otro gomet porque el rosa y el rojo se parecen demasiado
Con estos gomets trabajamos las formas cuadrado, triangulo, circulo (que no redonda), estrella. Los conceptos grande y pequeño. Y los colores naranja, amarillo, rosa, rojo, azul, verde, plateado y dorado (no se nota pero las dos primeras estrellas de la parte de arriba son doradas). En la fila de arriba la final hay dos círculos que son holograficos (plateados que les da la luz y se ve como si fuese el arcoiris) y como solo tenía un tamaño con la perforadora de papel hice unos círculos pequeños.

Para hacer el juego tomé la medida de las tarjetas del juego original e hice 48 tarjetas en negro (24 para cada jugador) y 24 en lila que son la que se coge al principio del juego y nuestro compañero tiene que adivinar. Por lo tanto de cada gomet te hacen falta 3 iguales.


Y a jugar. Respetando los turnos preguntas formas o colores y van tirandolas si no corresponden a la tarjeta de control. Y si si acertamos con la pregunta tenemos que tirar todas las que no corresponden. Por ejemplo, en el caso de la foto si pregunta es un cuadrado le contestaremos No y debe tirar todos los cuadrados. Si pregunta es un triangulo le contestaremos Si y debe tirar todas las ventanitas menos las que sean triangulos. Así en el siguiente turno solo deberemos ir preguntado colores hasta encontrar el que tiene nuestro compañero.
Un juego matemático que les ha encantado a mis hijos y Axel ayuda a su hermano a que tire las que le tocan y así juegan los dos solos. A veces Nil no entiende la norma del juego y cuando Axel le dice que sí tiene un círculo él le contesta "Anda como yo!" y Axel se enfada porque entonces dice que tienen que volver a empezar.

A  ver si vamos aumentando la família y llegamos a poder tener 24 fotos de personas diferentes  y cambiaremos las formas geometricas por las fotos de nuestros familiares para hacer un Quien es Quien de familiares en lugar de las tarjetas de dibujos de personas. Así trabajaremos los rasgos físicos pero de nuestra familia (también podemos incluir mascotas si hay más de 3 diferentes así una pregunta podría ser si es persona o animal).

viernes, 14 de agosto de 2015

Tarta hawaiana de mojito

Este verano una excompañera de trabajo nos invitó a su casa a celebrar una fiesta hawaiana donde cada uno tenía que llevar algo para hacer una merienda cena.
Como no podía ser de otra forma servidora se encargaba de la parte dulce.
Quería hacer algo con temática hawaiana y como la bebida estrella de la noche iban a ser los mojitos pues tenía el gusto claro. Lo que no tenía nada claro era si hacer tarta, cupcakes,... pero yo ya he desistido de hacer nada que tenga buttercream o fondant en verano, y mucho menos con el calor que esta haciendo este año! Así que se me encendió una bombillita y me dije que que le pasaría a la tarta de queso si le ponía mojito. No tenía claro que a la tarta de queso que yo hago de horno le pudiese ir añadiendo lima, ron,... sin perjudicarla demasiado así que me dirigí a internet a buscar información y me encontré con esta receta de tarta de queso de mojito sin horno y decidí no complicarme e ir sobre seguro.

Yo quería darle un aspecto hawaiano así que en lugar de recubrirla con la gelatina verde lo que hice fue decorarla al estilo tartas fondant por lo que el aspecto no era nada de tarta de queso.


Los barquillos que rodean la tarta son los que venden en mercadona rellenos de turrón. Tuve que partirlos por la mitad porque mi idea era hacer una tarta más alta y quedó bajita. Quizás se debería hacer el doble de la receta para la estética de la tarta, pero con esa cantidad el corte ya da para saciar el estomago.
Para la arena galletas maría trituradas y un barquillo relleno de chocolate para hacer la palmera con hojas de fondant y congitos simulando los cocos. Esta fue la peor parte! Si queréis poner la palmera no la hagáis con barquillos! Al humedecerlo con pegamento comestible los barquillos se reblandecen y al clavarlos en la tarta también. Yo preparé dos palmeras y pude rescatar esta pero no llego en el estado que veis en la foto. Además para que la tarta se conserve bien debe estar en la nevera así que todas los barquillos se reblandecen. 
Como la receta también tenía la parte de la gelatina verde para decorar, ya que tenía el sobre de gelatina que me sobraba, decidí hacerla también pero para hacer el postre para los peques de la fiesta (5 niños de entre 1 y 6 años). Así que hice la receta de la gelatina de limón teñida de verde y los serví en copas de plástico con unas cañitas hawaianas para hacer sus "mojitos" sin alcohol. Si hubiesen sido todos niños más grandecitos quizás le hubiese añadido algunas hojas de hierbabuena para infusionar al hacer la gelatina y luego se las hubiese retirado para darle más toque a mojito.
Menos mal que los puse con cañitas, porque no cabían en la nevera y, al momento de dárselo a los niños, ya estaban liquidas! Mis hijos se la bebieron de un sorbo y no paraban de pedir que querían repetir, se las hubiesen bebido todas!
Bueno, la cuestión es ir experimentado y hice la gracia de llevar algo refrescante de postre con un toque hawaiano. 
Tenéis que probar la receta original, es muy refrescante para el verano!

domingo, 9 de agosto de 2015

Bolos brillantes

Uno de los juegos que hemos hecho este verano para refrescarnos los días es jugar a los bolos en el pasillo con el aire acondicionado puesto. Pero para darle un toque más atractivo hemos hecho unos bolos que brillan en la oscuridad. Así teníamos todas las persianas bajadas y las puertas del pasillo cerradas y se concentraba todo el fresquito del aire en el pasillo.


Para hacer estos bolos brillantes necesitáis:
- 6 botellines de agua vacíos (si queréis más bolos pues más botellines pero creo que 6 ya es un buen número)
- Una bola de juego de hamster o (como fue nuestro caso porque no encontramos) una bola sonajero de bebé de las que llevan cascabeles dentro.
- Palos de fiesta que brillan en la oscuridad (de los que se rompen para activarlos y se pueden hacer pulseras con ellos).

Activamos los palos brillantes y ponemos uno dentro de cada botella (y cerramos el tapón de nuevo) y uno o dos dentro de la pelota (nosotros hemos puesto dos porque el primero que hemos puesto era el verde y no brillaba mucho y le hemos añadido el amarillo que brilla más).
Colocar los bolos, situarse a cierta distancia para que los niños puedan acertar y listos. Nosotros hemos jugado haciendo 3 tiradas cada uno y a ver quien tiraba más bolos.

Nil a los 5 minutos se ha cansado porque no tiraba todos los bolos y se ha ido a jugar con su furgoneta de policía para aprovechar la falta de luz para ver brillar más su sirena. 
Axel ha seguido jugando un rato y cuando se ha cansado se ha dedicado a desmontar los bolos para jugar con los palos brillantes. Total a las horas dejan de brillar y hay que sustituirlos por otros nuevos.
Este es un buen juego para jugar por las noches en terrazas al fresco.

lunes, 3 de agosto de 2015

Tortilla del Sistema Solar

Como cada año en la escuela de mi hijo se hace, lo que en las escuelas que yo he trabajado llamo, la EXPOTRUITA (exposición de tortillas disfrazadas para carnaval).
El año pasado como era la clase de los peces manta hicimos esta tortilla de esa forma.


Este año era la clase de los flamencos y ya me veia yo rompiendome la cabeza a ver como lo hacíamos pero como también estaban trabajando el espacio, y yo en mi cole también, y estabamos un poco de mono tema quiso hacer una tortilla del sistema solar.
Así que cortador redondo y a cortar tortilla de patatas en circulos para hacer los planetas.  Para el sol compré una minitortilla de patatas que venden en el super. Hice con circulos de tortilla todos los planetas excepto Mercurio y Marte que como son de los pequeños pusimos 2 M&M uno naranja para Mercurio y uno rojo para Marte. Venus y Júpiter son dos planetas redondos de tortilla sin más pero de diferentes tamaños y a la Tierra, Urano  y Neptuno los recubrimos con plástico para proteger la tortilla y fondant por encima. A Saturno le hicimos un anillo de fondant.


Con los trozos de tortilla que sobraron de cortar los circulos cojimos un cortador de estrellas y las fuimos poniendo por la bandeja.
Una tortilla muy simple pero muy resultona. Y lo más importante él estaba super contento con ella y la hicieron entre él y su hermano (ya que este año iban los dos al cole y participaban los dos como família).

sábado, 1 de agosto de 2015

Pizzakini

Hoy os traigo una receta especialidad que se inventó mi marido cuando eramos novios. 
Esta receta es practica para estos dias de verano que comemos en la playa o que salimos por la noche a pasear, a cines a la fresca o cosas así en que nos hace falta comida rápida y facil de comer. 
Como veis en el titulo se trata del PIZZAKINI, o lo que viene a ser un bikini (sandwich) estilo pizza.

INGREDIENTES:
- Pan de molde
- Jamón dulce
- Mozzarella rallada
- Tomate frito
- Bacon en tiras (este indrediente se puede omitir)
- Oregano
- Mantequilla (o spray desmoldante en nuestro caso para que no se pegue a la sandwichera)

Primero untamos el pan de molde con tomate frito

A continuación ponemos una loncha de jamón dulce y algunas tiras de bacon 
 En este paso es donde interviene la imaginación y los gustos de cada uno, Por ejemplo, mi marido para nosotros pone tambíen pimiento morrón. Es poner los ingredientes que os pondrías vosotors en una pizza. Ahora mismo se me está haciendo la boca agua pensando en ponerle una rodajita de queso de cabra (tengo que pobrarlo, creo que esta noche mismo!!)

Para acabar ponemos el queso rallado y el oregano, otra loncha de jamón dulce para acabar y la tapamos con el pan de molde.

Poner en la sandwichera un par de minutos y listo!




Ya tenéis una comida contundente para los niños para un día de playa o piscina, fácil de hacer y de comer! Además es buena porque se puede comer en caliente pero también en frio. A mi me encanta, aunque lo comemos solo 3 o 4 veces al año.
Si os animáis a probarla ya nos contais que os parece el invento de mi marido.