jueves, 27 de abril de 2017

Primavera: temporada de estar en el parque!

Ya estamos en la estación del año en la que más apetece estar en los parques con l@s niñ@s. No hace frío y los días son más largos.
Por eso hoy os quiero enseñar unos parques que descubrimos el año pasado que no sabíamos que teníamos aquí al lado y que hay varios repartidos por toda Cataluña.

Son, nunca mejor dicho, PARQUES DE CUENTO.
Una empresa a montado los elementos de siempre de los parques ambientados en cuentos tradicionales ilustrados por Pilarín Bayés. 
Nosotros el año pasado fuimos al parque de La Caperucita Roja.

El panel informativo tiene el cuento y un código QR para poder descargarlo e imágenes para pintar.
La casa de la abuelita

El bosque
El lobo en el tobogán y la Caperucita balancín
La cesta balancín

Otros parques de cuento que podéis encontrar son Los 3 cerditos y El Patufet. Ahora he visto que también han hecho alguno de Las 3 mellizas.


Otro parque que tenemos cerca también con las ilustraciones de Pilarin es el parque ilustrado con los elementos de la fiesta mayor: castellers, diables, grallers,...

Pero ninguno de estos se puede comparar con el gran Parque Gulliver de Valencia del que yo recuerdo bajar sus grandes toboganes cuando yo era pequeña.


En valencia y más puntos de España se pueden encontrar un parque de este estilo con diseño de Pocoyó.


Así que si queréis aprovechar el buen tiempo os dejo el enlace a las guias de los parques de cuento para que encontréis el más cercano a vuestra zona o por si queréis planificar una excursión algún puente o en vacaciones. GUÍA DE PARQUES DE CUENTOS

viernes, 21 de abril de 2017

Mona de Pascua 2017

Desde hace un par de años que mis hijos ya son más grandes y escuchan y ven a su alrededor que al llegar semana santa es epoca de monas (y que en el cole en educación infantil también las hacen) al llegar el lunes de pascua hacemos nuestra mona casera.
Hace dos años hicimos esta mona. Una mona básica de bizcocho recubierta de chocolate.
El año pasado ya la elaboramos un poco más e hicimos esta mona de bizcocho recubierta de nata con una rejilla de chocolate negro.


Para hacer la rejilla debemos derretir chocolate y con una manga pastelera (con boquilla pequeña o con una hecha con papel de horno) se dibuja un entramado encima de un papel de horno de manera que siempre toquen unas lineas con otras y se mete en la nevera. Antes de que se solidifique del todo el chocolate se debe poner alrededor de la tarta mientras aún esté suficientemente moldeable para dar forma sin que se parta.

Este año han sido ellos los que han pedido como querían que fuese su mona y decidieron que querían que fuese de vainilla y nata. Así que hicimos un mini bizcocho de vainilla para no tener mona para una semana y lo rellenamos y recubrimos de nata montada.


Para el  bizcocho hicimos esta receta:
3 huevos batidos con 125 gramos de azúcar hasta que doblen su volumen y obtengamos una masa blanquecina. Añadimos una cucharada de vainilla y batimos lo justo para que se  integre a la mezcla. A continuación añadimos 125 gramos de harina tamizada y removemos con una espatula para no perder el aire de la masa. Pasamos a un molde engrasado de 18cm y horneamos unos 30 minutos a 180º.

Para el relleno de nata hicimos 400ml de nata para montar. Batimos y cuando empieza a montar añadimos azúcar al gusto y un par de cucharadas de queso de untar para dar firmeza a la nata montada y que no se nos derrita. Rellenamos la tarta y recubrimos y dejamos enfriar en la nevera y damos una segunda capa de cobertura de nata.
Decoramos con huevo kinder (que ya lo compré de los que llevaban de regalo algo de Blaze y los monster machines), mini huevos de chocolate y bolas de chocolate.