domingo, 31 de julio de 2016

Trabajar la motricidad fina pintando

Unos de estos días de verano mis hijos pidieron hacer pintura. Aproveché unas hojas que me había dado una compañera de unas fotocopias que le habían sobrado de una actividad que hizo y la hicimos nosotros.

Esta actividad ayuda a trabajar la motricidad fina para ayudar al aprendizaje mecánico de la escritura y a la coordinación de la vista con la mano. Consiste en un dibujo hecho a partir de círculos que deben pintar usando bastoncillos de los oídos, la goma de la parte trasera de un lápiz,... 


Nil, 4 años 
Axel, 7 años
Yo con mis alumnos de 5 años hicimos este castillo usando gomets de círculos pequeños.


En Estados Unidos existen unos rotuladores muy gruesos que son para estampar directamente sobre los círculos que usan los niños pequeños. Estos rotuladores se llaman DOT MARKERS. En amazon de España los venden por más de 50€! En América los venden por unos 15$. Yo prefiero hacerlo con gomets que aún trabaja mucho más la motricidad fina que no estos rotuladores que tienen que coger con el puño cerrado y es todo lo contrario de lo que yo pretendo trabajar.


Podéis encontrar este tipo de imágenes AQUÍ para usar con gomets grandes o pinceles gruesos para los más pequeños y AQUÍ para usar con bastoncillos de los oídos.

miércoles, 27 de julio de 2016

Aprendemos a sumar y restar con mariquitas

Aunque estamos de vacaciones de vez en cuando hacemos actividades para seguir recordando lo aprendido en el colegio.

Esta semana hemos estado reforzando el cálculo con estas mariquitas matemáticas.

Cada mariquita tiene un número y una ala fija con cierta cantidad de puntos y los niños deben buscar el ala que la complementa hasta tener tantas manchas como indica el número.
Para resolverlo cada niño busca la estrategia que más le conviene sumando, restando, haciendo aproximaciones y comprobando para ver si está bien o no. Mi hijo pequeño visualizaba el total de manchas que tenía que haber y contaba las que le faltaban. El mayor hacia sumas o restas por aproximaciones: si tengo que tener 8 y hay 3 manchas y si 4+4 son 8 y  tengo 3 significa que me faltan 5; si tengo que tener 9 y tengo 3 busco la de 7 y al comprobar contando y veo que me da de resultado 10 pues significa que me he pasado de  1 y necesito una ala con 6 manchas.

Lo importante de jugar con estos juegos es que verbalicen como llegan al resultado porque al verbalizarlo les ayuda a interiorizarlo y si además son más de un niño pueden aprender otras formas diferentes de llegar al mismo resultado.

Por ejemplo mi hijo pequeño cuenta las manchas con los dedos señalando de uno en uno porque aún es pequeño (aunque ya empieza a contar a golpe de vista con cantidades pequeñas). Pero, en cambio, el mayor ya cuenta de forma global y me explicaba que en una ala había 5 manchas porque veía 2 manchas en un sitio y otras dos que hacen 4 y le sobraba una mancha más por lo que 2+2=4 4+1=5. Y al verbalizar esto es cuando todos aprendemos matemáticas.

Si las queréis yo las descargué de AQUÍ. Tiene para descargar todas las combinaciones posibles para descomponer cada número del 1 al 12.
Todas las descomposiciones posibles del 8.

Yo al de 4 años le dí las del 1 al 5 y al mayor las del 6 al 10 porque era las que había imprimido para utilizar en la escuela pero el mayor, que ya tiene 7 años, podría haber hecho hasta las del 12.

miércoles, 20 de julio de 2016

Pintando lienzos 2.

Hace ya 3 años que hicimos estos lienzos con sus nombres y quería volver a hacer otros para poner al lado.

En una de las excursiones que hago cuando puedo a las tiendas Tiger aproveché y compré unos mini lienzos para que mis hijos pintasen un cuadro.
Esta vez no les di ninguna consigna. Tan solo les dejé los lienzos y las pinturas con pinceles y les dije que podían hacer lo que quisieran.
Para pintar en lienzo añado barniz a la pintura escolar y así se vuelve tipo pintura al oleo.

El mayor quería dibujar tanto que este lienzo se le quedó pequeño para su tren. Me sorprendió muchísimo el pequeño que siempre hace  garabatos porqué dice que él no sabe dibujar y, en cambio, esta vez hizo esta maravilla de puesta de sol!


Cada vez que vamos por la calle y empieza a atardecer y el cielo coge tonos rosados Nil me dice que es igual que su cuadro.

Ahora solo falta que papá los cuelgue ( o no sé si al final deberé aprender yo a usar el taladro...).